Pasar al contenido principal

El rincón de la piel sana

Untitled-9

4 factores de influencia en la piel

Estamos rodeados de factores de influencia en la piel que afectan al aspecto y salud de nuestra piel. Desde la temperatura de una estancia, hasta no proteger nuestra piel de producto químicos, por ejemplo, cuando fregamos los platos con productos o disolventes. Es muy importante que pongamos atención a todo lo que nos rodea para poder determinar una buena rutina de autocuidado y evitar el envejecimiento prematuro de nuestra piel. Sigue estos consejos, que son importantes tener en cuenta, para proteger tu piel de factores externos de forma natural.

1. El medio ambiente

La contaminación del aire somete la piel a estrés, la reseca y causa puntos de irritación subliminal, lo que, combinado con otros factores de influencia negativos de manera interna o externa, puede provocar inflamación con enrojecimiento, picor, quemazón, ampollas o erupciones. Sin embargo, si se desarrollan y empeoran un número suficiente de estos puntos de irritación subliminal, pueden causar alguno de los problemas mencionados antes, aunque no estén presentes otros factores.

El contacto permanente con contaminantes ambientales como óxidos de nitrógeno, ozono, polvo fino y partículas de suciedad, aumenta la sensibilidad de la piel y acelera el proceso de envejecimiento, ya que potencia la formación de radicales libres en la piel.

El humo del tabaco también acelera el desarrollo de arrugas, aunque la persona se vea expuesta únicamente como fumadora pasiva. Cuando las personas con neurodermatitis entran en contacto con polen de gramíneas, pelo de animales o polvo doméstico, su piel con frecuencia desarrolla un eccema en las zonas de contacto.

Nuestro consejo para una piel bella y saludable: ¡Protege la piel! Tanto en casa como en el trabajo, debe utilizar productos de limpieza, ácidos, soluciones alcalinas y disolventes que estropean la piel. ¡Utiliza guantes!

2. La nutrición que llevamos: somos lo que comemos

Las enfermedades cutáneas desencadenadas por la desnutrición son raras en nuestra próspera sociedad. Se producen de forma predominante en ancianos y personas con necesidades asistenciales. En la mayoría de los casos, la piel se seca y las heridas por úlceras tardan más en cicatrizar.

Una dieta equilibrada con suficientes vitaminas y minerales ayuda a tener una piel saludable y es especialmente necesario ingerir los alimentos correctos cuando la piel se enfrenta a factores ambientales perjudiciales como el sol y unas condiciones climáticas adversas. Por otro lado, un exceso de complejo vitamínico B puede empeorar el acné, demasiada vitamina A puede provocar descamación de la piel y, si se consumen cantidades altas de caroteno de forma habitual, la piel puede empezar a volverse amarilla.

Algunos alimentos pueden desencadenar la aparición de un eccema, especialmente en personas con neurodermatitis, pero no existen recomendaciones generales sobre alimentación para quienes padecen enfermedades cutáneas.

Nuestro consejo para una piel bella y saludable:

¡Come de forma sana! Una dieta equilibrada con abundantes frutas y verduras frescas aporta al organismo todo lo que necesita y también mantiene tu piel sana.

3. El clima del lugar donde vives

Un clima templado y húmedo es ideal para la piel. El sol, el viento, el calor y el frío estresan la piel,
la resecan y aceleran el proceso de envejecimiento. Además, del clima exterior, el clima interior también desempeña un papel importante. Los sistemas de aire acondicionado y calefacción tienen un efecto muy negativo en la piel sensible y un efecto aún peor en la piel seca, especialmente si la ventilación de las habitaciones es insuficiente. Como consecuencia, la piel requiere mucho cuidado y protección.

Nuestro consejo para una piel bella y saludable:

¡Asegúrate de que las condiciones ambientales sean saludables! Especialmente la piel seca sufre como consecuencia del aire sobrecalentado y seco de las habitaciones. ¡Ventila tu hogar regularmente y aumenta los niveles de humedad invirtiendo en un humidificador y en algunas plantas de interior!

4. El envejecimiento de la piel

A medida que envejecemos, la piel estará, en general, más seca y será más fina. Sin embargo, el estrato córneo de la superficie será más grueso, por lo que disminuirá la elasticidad y la superficie de la piel se irá haciendo más gruesa y áspera. Aplicando algunas medidas antienvejecimiento en una fase temprana, es posible retrasar el proceso de envejecimiento. Aunque tenga ya algunas arrugas, el cuidado puede mejorar el aspecto general de su piel y desacelerar este proceso.

Nuestro consejo para una piel bella y saludable:
¡Duerme lo suficiente! El sueño es el tratamiento de belleza más sencillo. En especial durante periodos de estrés, tu piel necesita sueño suficiente para recuperarse.

¿Conocías algunos de estos factores de influencia y riesgo a tener en cuenta para evitar el envejecimiento prematuro de la piel? Síguenos en redes sociales y comparte en los comentarios cómo sueles cuidar tu piel y qué factores tienes en cuenta en tu día a día para evitar el envejecimiento prematuro.

Descubre la gama de productos de cuidado corporal y facial de Sebamed, donde encontrarás una amplia selección de productos para la higiene e hidratación corporal y tratamiento facial, desodorantes y cuidado de manos secas específicamente para cada tipo de piel y su necesidad.

Estamos rodeados de factores de influencia en la piel que afectan al aspecto y salud de nuestra piel. Desde la temperatura de una estancia, hasta no proteger nuestra piel de producto químicos, por ejemplo, cuando fregamos los platos con productos o disolventes.

article-detail-splitmedia