Pasar al contenido principal

El rincón de la piel sana

Untitled-9

Descubre cuál es tu tipo de piel y cuídala según sus necesidades

Conocer nuestro tipo de piel es necesario para poder armar una pH de 5,5 en el área

1.Piel sensible

La piel normal es el estado ideal de la piel. Es tersa, suave, elástica, saludable, resistente y tiene abundante grasa y humedad. Un manto ácido intacto con un pH de 5,5 en el área de la película hidrolipídica y el estrato córneo proporcionan una barrera contra la deshidratación, los patógenos y el efecto perjudicial del entorno. Los productos para el cuidado terapéutico de la piel con un pH de 5,5 refuerzan el manto ácido, favoreciendo el delicado equilibrio entre los lípidos y la humedad de la piel.

2.Piel seca

La piel seca es sensible, áspera, tirante, con picor y con tendencia al enrojecimiento y la descamación. Necesita abundante hidratación, pero también requiere la aplicación externa de aceites. Cuando sufre estrés, este tipo de piel puede irritarse. Esta irritación puede prevenirse con productos terapéuticos para el cuidado de la piel. Este tipo de piel requiere una limpieza suave y un tratamiento regular y cuidadoso para compensar la pérdida de aceites naturales y de humedad.

3.Piel grasa

Debido a que produce un exceso de sebo, este tipo de piel contiene demasiadas secreciones grasas. La piel brilla, tiene poros abiertos y tiende a presentar acné o puntos negros. Requiere una limpieza en profundidad, pero suave. Los productos terapéuticos para el cuidado de la piel reducen las manchas y los granos. Las cremas grasas no son adecuadas para este tipo de piel.

4.Piel mixta

La piel mixta tiene zonas secas y grasas. La piel mixta se encuentra solo en la cara. Está seca en algunas zonas, pero normal o grasa en otras. Una característica típica de la piel mixta es una “zona T” grasa (frente, nariz y mentón), pero seca alrededor de los ojos y en las mejillas.

5.Piel infantil

La piel del bebé e infantil tiene características especiales, por ello necesitan una protección especialmente cuidadosa, ya que aún no tiene el manto ácido natural, con un pH de 5,5.

Baby Sebamed se desarrolló específicamente para las necesidades de la piel sensible de los niños, con una compatibilidad dermatológicamente probada. El pH de 5,5 es especialmente importante en los primeros años de vida, porque favorece la formación del manto ácido. Baby Sebamed puede utilizarse con una tanda de tratamiento para neurodermatitis, eccemas, infecciones cutáneas y otros tipos de irritación, pero debe confirmarlo de antemano con el pediatra de su hijo. Los productos de limpieza de la gama empiezan a proteger y nutrir la piel tan pronto como empieza a utilizarlos, mientras que los productos de cuidado calman la piel irritada, favorecen la cicatrización y ayudan a proteger la delicada piel de los niños.

Las características especiales de la piel del bebé:

  • En el bebé, la relación entre la superficie de la piel y el volumen corporal no es significativamente más grande que en los adultos.
  • La dermis es más fina que la de los adultos.
  • El contenido de agua del estrato córneo es más alto y su estructura, más laxa.
  • La piel apenas produce sebo antes de la pubertad.
  • El sudor no puede regular la temperatura corporal de un bebé tan eficazmente como lo hace en los adultos.
  • El manto ácido no empieza a desarrollarse hasta después del nacimiento y tiende a descomponerse durante la infancia.

Por qué es tan importante el cuidado diario de tu hijo

En los primeros meses de vida, la necesidad del bebé de recibir un contacto físico afectuoso es especialmente importante. El baño y los cuidados diarios son una oportunidad ideal para demostrarle cariño. Háblele con ternura y hágale arrumacos a menudo al cambiarle el pañal. A través de la piel se envían impulsos al sistema nervioso y al cerebro, con lo que ayudará al desarrollo físico y mental de su hijo.

¿En qué se diferencia la delicada piel de los bebés de la de los adultos?

La piel del bebé aún no es tan resistente como la del adulto. Puede ser hasta diez veces más fina y se daña con facilidad. La piel del bebé tampoco tiene el manto ácido natural, que aún tiene que desarrollarse y tiene un pH de 5,5. Por tanto, solo debe utilizar productos para el cuidado del bebé que sean compatibles con la delicada piel del pequeño. Asegúrese de elegir productos que no eliminen demasiada grasa de la piel y que ayuden a formar el manto ácido.

La piel del bebé aún no tiene el manto ácido natural, con un pH de 5,5. El manto ácido protege la piel frente a irritantes, alérgenos, patógenos e evita que se reseque, y su pH tiene un papel muy importante en los primeros años de vida de los niños. Por tanto, los dermatólogos recomiendan seleccionar productos de limpieza y cuidado compatibles con el pH de 5,5 natural de la piel.

El desarrollo del manto ácido y la flora en la piel sana

  • La piel del bebé normalmente es estéril en el momento del nacimiento.
  • Durante las primeras semanas de vida, la acumulación de metabolitos en las células de la piel, el desarrollo de la flora cutánea y el establecimiento de mecanismos reguladores en la piel disminuyen el pH inicial de 6,5 a 5,5.
  • Por el contacto físico con otras personas, la piel del bebé se “vacuna” frente a los microorganismos.
  • Durante los primeros meses de vida, la defensa del manto ácido frente a los microorganismos perjudiciales en la piel aún no funciona del todo.

Baby Sebamed - cuidado protector del bebé desde el principio

Baby Sebamed se desarrolló en cooperación con clínicas dermatológicas y pediátricas para satisfacer las necesidades específicas de la piel del bebé y su compatibilidad está dermatológicamente probada. Le garantizamos que, si usa Sebamed para bebés y niños pequeños desde el principio, estará haciendo lo mejor para la piel de su hijo. Los ingredientes de gran calidad y eficacia y el pH de 5,5 garantizan que la piel sensible sigue estando sana y, si su hijo sufre irritaciones o escoceduras, Baby Sebamed calmará la piel y acelerará el proceso de cicatrización. El valor del pH también favorece la formación del manto ácido natural, esencial para la salud de la delicada piel del bebé.

Lista de comprobación para la limpieza y el cuidado de la piel del bebé y el niño

Lavado

De la cabeza a los pies una vez al día. Zonas más sucias (cara, piel expuesta y nalgas): varias veces al día y las manos antes de las comidas, después de ir al baño y después de jugar en el exterior. A una temperatura de 32 ºC a 35 ºC. Utiliza pequeñas cantidades de limpiadores y aclárelos bien con agua abundante.

El baño

No debe bañar a su hijo hasta que el ombligo haya cicatrizado.

Debe bañarle como máximo tres veces por semana si el bebé tiene una piel sana. No debe bañarle más de una vez por semana si tiene la piel seca. Bañe al bebé a una temperatura de 32 ºC a 37 ºC. Los bebés no deben estar en el baño durante más de 10 minutos y los niños de más edad, no más de 20 minutos.

Utiliza baños de espuma con moderación (sin montañas de espuma) y aclare abundantemente la piel del niño solo con agua al final.

Deja que la piel se seque al aire después de baños de aceite.

La ducha

  • Debe realizarse como máximo tres veces por semana (y no los días de baño) si su hijo tiene una piel sana. Puede empezar a duchar a su hijo a partir de los dos años de edad.
  • No debe duchar al niño más de una o dos veces por semana si tiene la piel seca. En este caso, la ducha no debe durar más de cinco minutos y la temperatura debe estar entre 32 ºC y 35 ºC.
  • Utilice productos para la ducha en pequeñas cantidades y aclárelos bien con agua abundante. Cabello
  • Debe lavarse durante el baño o la ducha si es posible. Una vez por semana suele bastar.
  • Utilice los champús con moderación y aplíquelos solo una vez. No los deje demasiado tiempo sobre el cabello de su hijo antes de aclararlo bien con agua abundante.
  • Evite el contacto con los ojos.

Limpieza de la zona de los pañales

  • Cambie el pañal de seis a siete veces al día, más veces si es necesario.
  • No reutilice los pañales, ni aunque parezca que están limpios.
  • Aunque parezca que no hay heces ni orina en la piel de su hijo, limpie la zona inferior desde el pubis hasta las nalgas con un paño de celulosa húmedo, una toallita húmeda o una toallita oleosa húmeda (en este caso es suficiente utilizar agua corriente). Limpie siempre de delante hacia atrás.
  • Limpie la suciedad más resistente con toallitas húmedas u oleosas y sin frotar demasiado fuerte. Las heces secas pueden reblandecerse con un paño de celulosa húmedo o con una toallita oleosa para facilitar su eliminación. Coloque un pañal limpio solo cuando las nalgas del bebé estén secas.
  • Si las nalgas del bebé tienden a irritarse, aplique a la piel, una vez limpia y seca, una crema para el tratamiento de la dermatitis del pañal. Poner crema
  • Aplique una crema a la piel normal y sana después de cada baño, ducha o sesión de chapoteo o piscina.
  • Ponga la crema sobre un punto seco por lo menos una vez al día.
  • Utilice solo cremas grasas como protección frente al frío (cuando la temperatura exterior sea inferior a 7 ºC) o si su hijo tiene la piel muy seca.
  • No extienda capas demasiado gruesas de cremas y lociones. Aplique solo la cantidad que puede absorber la piel. Protección solar
  • No se debe exponer al sol a los niños menores de 12 meses.
  • A los niños de más edad se les debe cubrir con ropa tanta piel como sea posible.
  • Aplica la loción solar a cualquier zona de piel expuesta al menos cada dos horas.
  • Aplica también la loción solar a cualquier zona de la piel cubierta por ropa fina y de color claro.
  • Elige una loción con un factor de protección de al menos 20 y aplícala, aunque tu hijo ya esté bronceado o el día esté nublado. Descubre la gama de productos de cuidado corporal y facial de Sebamed, donde encontrarás una amplia selección de productos para la higiene e hidratación corporal y tratamiento facial, desodorantes y cuidado de manos secas específicamente para cada tipo de piel y su necesidad.

La piel normal es el estado ideal de la piel. Es tersa, suave, elástica, saludable, resistente y tiene abundante grasa y humedad. Un manto ácido intacto con un pH de 5,5 en el área de la película hidrolipídica y el estrato córneo proporcionan una barrera contra la deshidratación, los patógenos y el efecto perjudicial del entorno.

article-detail-splitmedia

El más recomendado

Emulsión sin Jabón con Aceite de Oliva -Higiene pieles secas
  • sebamed_emulsion_aceite_1000
sebamed_emulsion_aceite_1000
Emulsión sin Jabón con Aceite de Oliva -Higiene pieles secas
COMPRAR AHORA
  • sebamed_emulsion_aceite_1000
Emulsión sin Jabón con Aceite de Oliva -Higiene pieles secas

Gel de baño sin jabón formulado con el pH 5.5 de la piel sana, con aceite de oliva que refuerza y protege la función de barrera natural del manto ácido de la piel, con su fórmula 100 % sin jabón ni agentes alcalinos. Ideal para la rutina de higiene diaria de pieles secas gracias a su complejo de cuidado de la piel basado en el aceite de oliva para una piel tersa y flexible. Además, el complejo de cuidado con pantenol y un derivado de almidón vegetal contrarresta tanto la pérdida de humedad como la irritación.

La fórmula de limpieza extrasuave proporciona protección y suavidad y estimula las funciones protectoras propias de la piel. Formato 1000ml.